Buscar

Los argentinos que se animan a emprender en África

Actualizado: 25 de mar de 2019

Cada vez más entrepreneurs locales se atreven a probar suerte en el continente africano en rubros como la tecnología agrícola, la venta de vinos o la dirección deportiva; los pioneros destacan que los riesgos son grandes pero también las oportunidades.



Dicen que en Argentina está todo por hacer. También dicen que por eso florece el espíritu emprendedor. En África, entonces, está todo por hacer al cuadrado. Y si a eso les suman inmigrantes argentinos, las posibilidades son infinitas. Desde un exjugador de las inferiores de Lanús que entrena a futbolistas en las platas tunecinas a un jujeño que se cuenta entre los arquitectos más destacados de Sudáfrica: a ñlos argentinos que se aventuraron al lejano continente les sobran historias que contar.


Los vínculos comerciales entre la Argentina y África todavía tienen mucho para avanzar, sobre todo teniendo en cuenta el creicimiento poblacional de la región. Según Naciones Unidas, en 2100 cuatro de cada diez habitantes serán africanos. Para la Argentina, en principio, significa una oportunidad de alimentas a miles de millones de personas, pero también de empezar a pensar en exportar conocimientos y proyectos.


Por el momento, en el top 10 de socios comerciales asoma Argelia en el puesto ocho, de acuerdo con los últimos datos oficiales disponibles. Es una relación superavitaria y el país africano es esencialmente comprador de alimentos. Sin embargo, las economías africanas también demandan valor agregado, y es en ese espacio donde la Argentina y los argentinos pueden avanzar con exportaciones, emprendimientos y consultoría profesional.

No es fácil: quienes se aventuraron a tierras africanas se encuentras con obstáculos que van desde barreras idiomáticas y culturales, pasando por trabas burocráticas en países de instituciones frágiles, hasta la falta de estadísticas que dificulta el conocimiento del mercado. En países que no tienen economías tan pujantes como Egipto, Sierra Leona o Etiopía, además, se suma la desventaja de la falta de infraestructura, especialmente enn lo que refiere a la salud y al transporte, aseguran quienes viven allá.

Tierra fertil

Entre los objetos Made in Argentina que llegaron a África hay cámaras hiperbáricas para tratamientos médicos, alpargatas y hasta golosinas como el Bon o Bon. Para ingresar aún más en el ercado africano, algunas empresas optaron por instalar a sus profesionales en el continente.Know How Argentino. El choque cultural estuvo presente en la primera experiencia de Juan Ignacio Ponelli en África. Como chief strategy officer de Positivo BGH, fue el encargo de la expansión de la compañía hacia Ruanda, en el centro del continente. La firma tomó la decisión de instalarse allí, explica el ejecutivo, porque es una nación que tuvo un crecimiento anial de alrededor del 8% durante 10 años, y porque està dentro de la East Africa Community (EAC), un área aduanera especial como el Mercosur que les dio acceso a otros mercados como Kenia, Uganda y Tanzania.


"En lo profesional, el desafío era muy grande -relata- . Desde concretar el negocio hasta producir, pasando por la contrucción de la fábrica y el armado de un equipo totalmente nuevo y multicultural que debía ser altamente eficiente y entregar resultados en pocos meses".Su mayor temor era el desarraigo, estar lejos de los suyos. Hoy dice que sus miedos se disiparon y que la experiencia marcó su vida.

"La mentalidad de ser inmigrante en otro país ayuda porque tenés otra actitud hacia el trabajo" Paula Sartini, Brand Quantum, Sudáfrica.
12 vistas

Esmeralda 950, Buenos Aires

info@cg2partners.com

  • LinkedIn - White Circle
  • Instagram - White Circle